El presidente de la Cámara de Comercio de la provincia cacereña, Gabriel Álvarez Arroyo, ha abogado por flexibilizar requisitos que deben reunir los comerciantes y hosteleros solicitantes de las ayudas directas por valor de 40 millones de euros de la Junta de Extremadura para los sectores más golpeados por la pandemia.

 

En una entrevista concedida a Canal Extremadura Radio, el presidente cameral ha resaltado la importancia de este paquete de ayudas que, sin duda, es ambicioso y positivo para el tejido empresarial extremeño y ha manifestado su interés en que se acojan todos los sectores afectados a fin de compensar el daño que está causando el cierre temporal de los comercios no esenciales y la hostelería recientemente decretado para evitar la propagación del virus Covid-19.

 

En este sentido, entre los requisitos que debe reunir el solicitante destaca el estar al corriente de pagos, circunstancia que desgraciadamente muchos comerciantes y hosteleros no la cumplen debido a las deudas que durante los meses de pandemia han ido acumulando sin generar apenas ingresos.

 

Es por ello que el presidente de la Cámara cacereña ha recalcado la puesta en marcha de mecanismos para que todos los afectados puedan acceder a estas ayudas con el fin de salvar al mayor número de comerciantes y hosteleros, porque resulta primordial preservar el tejido productivo de la provincia para garantizar el futuro de los municipios cacereños.

 

PAPEL HEROICO DE LAS PYMES, COMERCIOS Y HOSTELERÍA

Con respecto a la situación epidemiológica actual de Extremadura, ha subrayado la gravedad de la situación, por lo que desde esta entidad se entiende las medidas adoptadas para reducir al máximo la propagación, si bien lamenta que el comercio y la hostelería sigan siendo los sectores castigados de las decisiones que se toman para frenar la pandemia cuando han demostrado su compromiso con la sociedad adecuando sus locales para que la salud de sus clientes estuviera plenamente garantizada.

Respecto al paquete de ayudas anunciadas recientemente por el Gobierno extremeño, señala que debe ir complementadas con otras acciones que desde la Cámara de Comercio de Cáceres se han solicitado en varias ocasiones para evitar el cierre de negocios en el territorio cacereño, como son nuevas partidas de ayudas directas, ya que las aprobadas no serán suficientes, además de exenciones de tasas y cuotas de la Seguridad Social, establecer bonificaciones en las cotizaciones sociales y cuotas de autónomos y continuar con la moratoria de aplazamiento de impuestos, entre otras. 

Gabriel Álvarez Arroyo ha puesto en valor el papel heroico de las empresas, el comercio local y la hostelería de la provincia de Cáceres, especialmente durante estos meses de pandemia, y ha subrayado la importancia de que la ciudadanía apoye a estos negocios que mantienen a miles de familias y ciudadanos de nuestra tierra.

“Son los principales generadores del empleo y la riqueza de nuestros municipios, la columna vertebral de nuestra economía, por lo que favorecer al negocio de proximidad es una responsabilidad de todos”, ha esgrimido.

Por todo ello, ha pedido a todos los habitantes cacereños que, aunque encuentren estos días las puertas de los negocios locales cerrados, sigan apoyando al comercio, a la hostelería y a las empresas de su localidad, en forma de pedidos y compras por teléfono o en sus tiendas online.