• El presidente de la entidad cameral cacereña, Gabriel Álvarez Arroyo, subrayó el reto que supone para España y, ya en concreto, para Extremadura, gestionar con eficacia estos fondos

La Cámara de Comercio de la provincia de Cáceres ofreció ayer una jornada para divulgar las novedades en las líneas de ejecución de los proyectos Next Generation EU.

El evento, al que asistieron casi un centenar de empresas y profesionales, permitió poner en valor la dimensión de estos fondos europeos para la recuperación social y económica de la provincia.

La cita permitió ahondar en el marco general de los fondos, así como el calendario previsto y el portal web ‘Objetivo Transformación’ de la Cámara de Comercio de España con información útil en el que las empresas podrán acceder fácilmente a las convocatorias oficiales que se vayan publicando, así como a información práctica para presentar sus proyectos y otros documentos de interés para este sector.

La jornada fue presentada por el presidente de la Cámara de Comercio de Cáceres, Gabriel Álvarez Arroyo, quien subrayó el reto que supone para España y, ya en concreto, para Extremadura, gestionar con eficacia estos fondos, porque de ello va a depender en gran medida, no solo la recuperación económica, sino también una nueva sociedad y un nuevo modelo productivo que deben pivotar sobre los ejes del plan: la digitalización, la transición ecológica, la cohesión social y territorial y la igualdad.

Cabe destacar que los fondos Next Generation EU es un Fondo de Recuperación Europeo dotado con 750.000 millones de euros, que destinará al presupuesto de la UE una nueva financiación obtenida en los mercados financieros durante el periodo 2021-2024.

De ellos, 390.000 millones serán en transferencias, que no hay que devolver ni computarán para déficit o deuda de las capitales, y 360.000 millones más en préstamos. Dos tercios del montante corresponderían a ayudas, y el total restante a préstamos.

Extremadura percibirá de dichos fondos 187 millones de euros, con el fin de reparar los daños causados por la crisis generada por el Covid-19, impulsar la inversión privada y apoyar a las empresas en dificultades.