• Para la entidad cameral la extensión de la EX-A1 hasta Portugal supondría un antes y un después para el norte de Extremadura

La Cámara de Comercio de Cáceres solicita a la Junta de Extremadura que se dé los pasos necesarios para que la autovía autonómica EX-A1, que actualmente llega hasta Moraleja, se prolongue hasta la localidad portuguesa de Monfortinho, ya que beneficiaría tanto a la población del norte cacereño como, ya en concreto, a los empresarios de esta zona de la región.

 

La petición de esta entidad cameral se realiza tras conocer la intención de Portugal de incluir la construcción de la autovía a Monfortinho a Castelo Branco en su lista de infraestructuras que el gobierno portugués desea construir utilizando el dinero que la Unión Europea repartirá entre sus socios para ayudar a superar las consecuencias generadas por la Covid-19.

 

En concreto, pide que se materialice lo antes posible la conexión hasta Monfortinho, que es el punto fronterizo en el que conectarían los tramos extremeño y portugués. Desde ahí hasta Moraleja hay 18,5 kilómetros divididos en dos tramos: de Moraleja oeste a Cilleros (9,7 kilómetros), y Cilleros a la frontera (8,8 kilómetros).

 

Para la Cámara de Comercio cacereña, la extensión de la EX-A1 hasta Portugal supondría un antes y un después para el norte de Extremadura, ya que funcionaría como elemento de cohesión entre ambos países y de impulso al desarrollo empresarial de la provincia cacereña.

 

Por ello, Cámara de Comercio de Cáceres subraya la importancia de dar respuesta hasta reivindicación histórica, ya que en momentos tan difíciles como los que estamos viviendo ahora resulta necesario iniciativas ambiciosas como la proyectada por el Ejecutivo portugués.