El presidente de la Cámara de Comercio de la provincia de Cáceres, Gabriel Álvarez, ha recalcado que una de las mejores políticas sociales para hacer frente al Covid-19 es apoyar a las empresas, pues son ellas las que generan riqueza y empleo en cada una de sus localidades».

Con estas palabras el presidente de la entidad cameral cacereña ha subrayado ña importancia que supone el entramado empresarial de la provincia de Cáceres para salir de la incertidumbre generada por la pandemia.

Estas palabras han sido recogidas en la entrega de premios Pyme del Año 2020, que tuvo lugar ayer en la sede cameral de la capital cacereña. 

Álvarez ha definido a los premiados de esta IV edición como “claro ejemplo del potencial y consolidación empresarial” del que goza la provincia cacereña. Un potencial que, a su juicio, está muy castigado por la crisis de 2008 y que se agrava aún más la difícil situación que estamos atravesando por culpa del coronavirus. 

En este sentido, ha hecho alusión a algunos de los problemas ya existentes en la provincia que complican la subsistencia de pymes cacereñas, como la falta de dinamismo económico, el alto desempleo, la escasez de oportunidades, y varios factores procedentes de la crisis de 2008 que aún se hacen sentir en el tejido empresarial de la provincia.

Ante esta circunstancia, ha recalcado que “una de las mejores políticas sociales que ahora se puede hacer en España es apoyar a las empresas” para que salgan de la crisis, porque son las que generan riqueza y empleo en cada uno de sus respectivos municipios.

En este sentido, Álvarez ha sugerido como posibles soluciones para hacer frente a estos problemas el impulso definitivo para solventar el déficit de infraestructura con el que cuenta nuestra región, así como un régimen fiscal diferenciado para Extremadura, con el fin de atraer inversiones de dentro y fuera de la misma.

Con respecto a la crisis generada por el Covid-19, el presidente de la Cámara de Comercio de Cáceres considera fundamental que se facilite liquidez a las empresas para no romper la cadena de pagos, así como mantener la flexibilidad laboral que permita a cada empresa y sector ajustar y flexibilizar sus plantillas, en función de la recuperación de la actividad, previa a la pandemia.

Junto a esto, ha instado a las Administraciones para que todos estos apoyos se mantengan de “forma indefinida hasta el final de la gravísima crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus”.

En esta línea ha recalcado la “importancia y urgencia” de que se establezcan los cambios normativos necesarios para ampliar los plazos de las líneas de financiación Covid-19 avaladas por el ICO y que solamente en Extremadura suponen más de 1.500 millones de euros.

Mantener en el tiempo e intensificar las ayudas directas en el tiempo, más bonificaciones, aplazamientos y fraccionamientos y suspensión temporal de ciertos impuestos y tasas municipales y autonómicas, así como una fuerte apuesta por la digitalización empresarial, son otras de las medidas que desde la Cámara de Comercio de la provincia de Cáceres, con su presidente al frente, solicita para ayudar al empresariado cacereño a superar la circunstancia económica tan delicada derivada de la pandemia.

Por último, Gabriel Álvarez ha reiterado su felicitación a las empresas ganadoras y ha agradecido a todas aquellas que este año se han presentado a este certamen, doblando así la participación de la pasada edición.