La Cámara de Comercio de la provincia de Cáceres pide la inmediata apertura de la hostelería ante el descenso de contagios de Covid-19 en la región y la puesta en marcha de ayudas directas urgentes para salvar los establecimientos hosteleros que aún resisten a la pandemia.

La desesperación del sector ante el desolador panorama por el cierre de los negocios es terrible, por lo que se necesita una respuesta enérgica por parte de todas las administraciones si no queremos ver una destrucción espectacular de empresas y empleo, con un incremento sin precedentes de impagos, concursos de acreedores y todo lo que ello conlleva.

Por ello, la entidad cameral exige que esta apertura venga acompañada de ayudas que insufle aire a este sector que vive una asfixia económica permanente desde que irrumpió el coronavirus en nuestro país.

En concreto, solicita ayudas directas para sufragar gastos corrientes como el alquiler, el agua, la luz o el gas y que se haga efectiva la suspensión de ciertas tasas municipales, como la de ocupación de la vía pública con terrazas, la tasa de basura o el IBI, además de bonificaciones en las cotizaciones sociales.

Por último, esta organización empresarial subraya la necesidad de dirigir los esfuerzos administrativos en ayudar al turismo extremeño al ser elemento tractor importantísimo del comercio y la hostelería de Extremadura.